He de decir que este precioso jabón no lleva ningún tipo de colorante. El color oscuro es el que le ha dado el vino tinto y el color clarito es la parte de canela.
Para hacerlo he utilizado:
Aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, aceite de borago y aceite de palma.
En esta ocasión he sustituido la mitad del agua por una reducción de vino con canela en rama, y ahí añadí la sosa.
Si en la foto os parece bonito, en “persona” lo es aún más!

Comenta